Cuando se produce la ruptura de la pareja, cada cónyuge debe defender sus propios intereses y además velar por los de sus hijos si tiene descendencia. Lo mejor que puede pasarle a la pareja y a sus hijos es que se solucione la crisis matrimonial de manera amistosa y rápida, de forma que sea lo menos traumática posible. Pero si no es posible la separación o el divorcio de mutuo acuerdo, puede plantearse la correspondiente demanda judicial unilateralmente y conseguir el divorcio mediante un procedimiento contencioso.

En nuestro despacho encontrará usted al abogado que necesita para defender sus derechos y los de sus hijos.

• Convenio Regulador.
• Divorcio de mutuo acuerdo (divorcio exprés).
• Petición de medidas provisionales.
• Demanda de separación y divorcio.
• Ejecución de sentencia.
• Incumplimiento régimen visitas.
• Modificación de medidas.
• Reclamación de pensiones.
• Custodia compartida.

¡Nuevo servicio de divorcio exprés on-line. Más ágil y económico!
Consúltenos.

La primera impresión sobre su asunto es gratuita